martes, 3 de enero de 2012

Sector Energía: Los niveles más altos de complejidad

Sucesión en el nuevo entorno
El sector de la energía es una de las industrias líderes mundiales más grandes, con un papel crítico en la sociedad global y la vida diaria de individuos.
Como industria sumamente diversa con empresas de todos los tamaños, tiene una larga cadena de valor cuyas actividades se extienden desde la extracción de gas en alta mar, a la medición del consumo en los hogares. Los proveedores deben adherirse tanto a regulaciones locales como a normas internacionales.
Reconocemos que, al igual que sucede con los cambios en los mercados, nuestros clientes de energía se enfrentan tanto a desafíos como a oportunidades.
La industria atraviesa un periodo en el que, su umbral de crecimiento es el más rápido vivido en la historia humana: los mercados emergentes con grandes bolsas de población ven aumentar sus niveles de vida en paralelo a los consumos de energía.
Adaptación al cambio climático
Mientras tanto, en los mercados más maduros, la industria debería adaptarse a los desafíos del clima y los requisitos de seguridad. En todos los mercados, las nuevas tecnologías, renovables y limpias están imponiéndose y creciendo rápidamente. Como consecuencia de ello, los mercados de energía deben adaptarse a una desregulación competitiva y las nuevas legislaciones sobre el clima.
Los niveles más altos de complejidad
Las compañías energéticas de todo tipo, se enfrentan a mayores niveles de complejidad y sus organizaciones deben adaptarse a la nueva situación. Deben enfrentarse a las incertidumbres del desarrollo de tecnologías y a la regularización política. Así, las empresas de energía tradicionales deben formar nuevas alianzas con empresas de IT, las telecomunicaciones y sectores de nuevas tecnologías.

1 comentario:

  1. Mucha incertidubre, a nivel internacional.

    ResponderEliminar